Reseña: Escuadrón Suicida

Suicide Squad Poster

Por: Eduardo Zaragoza

Hierba mala nunca muere.   3/5

En estos tiempos en los que más grande es sinónimo de mejor, Warner trae a su universo fílmico de DC un súper equipo de villanos con la meta de salvar al mundo cuando haga falta, y los buenos no estén disponibles.

Escuadrón Suicida no es la típica cinta de superhéroes, aunque de muchas formas sí lo es. En la cinta dirigida por David Ayer tenemos a Amanda Waller (Viola Davis), una agente de la inteligencia estadounidense de alto calibre que cree firmemente en que crear un equipo de respuesta en caso de una eventualidad que ponga en riesgo la seguridad nacional es una prioridad en extremo necesaria. Es cuando reúne a la escoria criminal más peligrosa para formar la Fuerza Especial X, comando especial designado para actuar en las situaciones más extremas y poder contener la amenaza a cambio de reducción de sentencias y consideraciones especiales para los miembros del escuadrón, que son unos verdaderos angelitos.

Los nombres incluyen a Deadshot (Will Smith), el asesino a sueldo con la mayor efectividad del mundo; jamás ha fallado un disparo y básicamente es la definición que se puede encontrar en el diccionario de “letal.” Pero tiene una hija a la que ama con todo su corazón y es precisamente eso lo que lo vuelve vulnerable, al grado que pudo ser capturado por Batman debido a su amor paternal.

También está Harley Quinn (Margot Robbie), la desquiciada ex psiquiatra de Arkham que fue seducida por el Guasón (Jared Leto) y ahora es su gran secuaz en el crimen. Incluso Waller la considera más demente y peligrosa que al mismo Joker. ¡Ay nanita!

El resto del batallón incluye al Capitán Boomerang (Jai Courtney), un ladrón experto con debilidad por los unicornios rosas, a Diablo (Jay Hernandez), mafioso de ascendencia mexicana con habilidades piroquinéticas, Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje), un meta-humano que es mitad cocodrilo con una cara necesitada de un buen tratamiento dermatológico lo más pronto posible. Y no hay que olvidar a Slipknot (Adam Beach), un tipo que puede escalar lo que sea, y June Moone/Enchantress (Cara Delevingne), la arqueóloga que está poseída por una bruja de tiempos ancestrales y que ha sido catalogada como la meta-humana más poderosa que existe.

Todos ellos están bajo el comando del Coronel Rick Flag (Joel Kinnaman), militar condecorado capaz de afrontar cualquier situación y salir airoso. La mujer que le cuida la espalda es Katana (Karen Fukuhara), una guerrera letal que porta una espada capaz de aprisionar el alma de aquellos que mata, y eso es genial.

Entonces, toda esta gente debe lidiar con un acontecimiento extraño y potencialmente catastrófico para la humanidad; las habilidades de cada uno ahora están al servicio de los Estados Unidos pero ya sabemos que las apariencias engañan y no toda la verdad le será revelada a la Fuerza Especial X.

Escuadrón Suicida es un blockbuster de verano que debe extender el universo de DC y que también tiene la encomienda de recomponer el camino después de la respuesta en mayor medida negativa generada por Batman Vs Superman: El Origen de la Justicia. En muchos sentidos cumple y en otros se queda en el camino.

Básicamente es una película de tipos rudos y malos que en el fondo tienen buen corazón y hacen lo correcto cuando tienen que hacerlo. La trama es extraña; en momentos está muy bien y luego se pierde entre todos los puntos que quiere abarcar. El guión de Ayer no termina por levantar y es predecible en muchos aspectos. El cineasta juega a la segura y presenta un escenario común, con una fórmula gastada, absurdo en algunos lapsos. No revelaré spoilers pero al estar en la sala de cine se darán cuenta que era obvio que el villano buscaría desarrollar un plan con tintes apocalípticos, que las cosas se iban a salir de control con gran parte de la culpa cayendo en la figura de Waller,  y que ésta es una misión mucho más apta para La Liga de la Justicia que para la Fuerza Especial X, debido a la naturaleza de los beligerantes. En resumidas cuentas, la razón principal de la película está un poco fuera de lugar y no tiene todo el sentido que debería. Una verdadera lástima, porque el potencial era enorme.

Ahora, una vez aceptando los errores de guión no se puede negar que la cinta tiene virtudes. Es un filme oscuro pero con un tono ligero, algo que mucha gente estaba pidiendo a gritos desde El Hombre de Acero. Warner y Ayer le dan gusto a esas voces inconformes que creen que todo el cine de superhéroes debe ser como el de Marvel e incluye bastantes chistes y situaciones divertidas. Las risas son bienvenidas y algunas secuencias tienen verdadera genialidad, pero el mayor atractivo está en algunos personajes.

Viola Davis está impecable, como de costumbre y acepto que Amanda Waller intimida más que la mayoría de los delincuentes a los que reúne. Will Smith se ve cómodo haciéndola de villano aunque en el fondo es un vaquero justiciero, y todos aman a los vaqueros. Es una súper estrella que intenta no pasar como una pero que todo el tiempo tiene el reflector sobre él. Su Deadshot se ve natural, fresco. Quizá no sea nada del otro mundo pero cumple a carta cabal con su actuación. Pero lo más destacado del filme es la genial interpretación de Margot Robbie; su Harley Quinn es muy divertida, muy sexy, muy psicópata pero muy valiente. Cada que Robbie aparece en escena se roba la película sin miramientos. Absolutamente grandiosa.

Una de los factores que mayor atracción generan acerca de Escuadrón Suicida es el nuevo Guasón, cortesía de Jared Leto. Y se ha dicho mucho acerca de esta versión del icónico personaje, pero la verdad es que Leto sí puede otorgarle un nuevo matiz. Aunque no tiene un rol en extremo protagónico, sí es importante en el desarrollo de los sucesos y hay un momento en el que uno desea ver más del diabólico payaso en acción. Leto proporciona un Guasón gangster, con tintes de pandillero moderno, mafioso. La virtud del ganador del Oscar es dejar ver una locura real de vez en vez, pero la nivela con un amor incuestionable hacia Harley Quinn. Es la primera vez que el gran enemigo de Batman muestra sentimientos reales en la gran pantalla, algo extraño y desconcertante pero interesante al mismo tiempo. Es verdad que no está en la misma liga de Cesar Romero, Jack Nicholson y Heath Ledger, pero Leto se defiende bien.

Entonces David Ayer nos deja con una cinta entretenida, con grandes momentos, muy buenas canciones pero con una trama endeble y porosa que no convence. Escuadrón Suicida daba para mucho más y se quedo sólo en el nivel de palomera pero se agradece la diversión y la actuación de Margot Robbie. Eso sí, los villanos siempre han tenido mucho estilo y carisma, sólo falta ver si están a la altura de La Liga de la Justicia en un potencial mano a mano. Un hombre puede soñar.

Suicide Squad (Warner)

Estados Unidos, 2016

Director: David Ayer

Elenco: Will Smith, Jared Leto, Margot Robbie, Joel Kinnaman, Jai Courtney, Cara Delevingne, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Jay Hernandez, Karen Fukuhara y Viola Davis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *