Reseña: Avenida Cloverfield 10

10-Cloverfield-Lane-Poster_IMAX

Por: Eduardo Zaragoza

Y delante pude ver un monstruo, uno idéntico a mí    4.5/5

Era inminente una secuela de Cloverfield, aquella película de 2008 que se convirtiera en objeto de culto por los fans y que lanzara al cineasta Matt Reeves a la fama y cimentara el estatus de gran autor de J.J. Abrams. El 2016 está aquí y con él llega Avenida Cloverfield 10.

La productora Bad Robot mantuvo el proyecto en extremo secreto y sin avisar el primer tráiler fue lanzado hace muy poco. Súbitamente la película  llega a las salas de cine y lo mejor en torno a ella es respetar lo que Bad Robot hizo desde el principio, hablar poco de ella; muy poco, casi nada.

Como lo dijo el mismo Abrams, Avenida Cloverfield 10 no es una secuela directa de aquella cinta con un monstruo gigante y filmada en estilo falso documental; es un filme que comparte cierto ADN pero que en muchos aspectos es más ambicioso, más grande, y también más redondo.

Poco diré acerca de la trama, solamente que gira en torno a Michelle (Mary Elizabeth Winstead, genial), una mujer que tras terminar con su prometido huye, intentando dejar atrás su antigua vida junto con Luisiana. Justo en ese momento sufre un accidente automovilístico y al despertar se da cuenta que está atrapada en un bunker, con una pierna herida, encadenada y en un desconcierto total. Ahí conoce a Howard (un espléndido John Goodman), el dueño de la casa y hombre a cargo de la situación, y a Emmett (John Gallagher Jr., con un  gran desempeño), un sujeto que conoce también está protegiéndose de lo que hay afuera, y ésa es la gran pregunta ¿qué hay afuera? Según Howard el país fue atacado con armas muy avanzadas, aunque ignora si fueron químicas, bacteriológicas o nucleares, pero afuera el ambiente está contaminado, tóxico, y cualquiera que se exponga morirá. Pero Michelle no confía en Howard y sospecha que no le dice la verdad. Tal vez algo pasa y afuera no es seguro, pero tal vez adentro es peor que afuera.

Abrams juega como productor solamente y le confía este bebé a Dan Trachtenberg, un director novato que se hiciera famoso por el corto Portal: No Escape, disponible en YouTube. Pero el resto del equipo lo conforman Josh Campbell, Matthew Stuecken y Damien Chazelle, director de Whiplash, como guionistas, todo respaldado de manera magistral por Abrams. Así que no lo duden, éstas son las grandes ligas, y en las grandes ligas los espectáculos suelen ser de gran calidad.

Avenida Cloverfield 10 es una película extremadamente bien realizada, con un profundo esmero, con gran atención a los detalles. La música de Bear McCreary es el complemento perfecto para el suspenso de la trama y la edición de Stefan Grube acentúa la sensación de urgencia y de claustrofobia que tan efectivamente crea Trachtenberg. La fotografía de Jeff Cutter es otro gran punto a favor, con una paleta de colores muy fría y lúgubre, como recordando todo el tiempo que el peligro está ahí, como una serpiente, y ataca cuando está muy cerca y es demasiado tarde.

Éste es un thriller psicológico que juega sus cartas a su antojo y que teje una telaraña tensa, una en la que te obliga a caer desde el primer minuto de proyección. No revelaré ningún spoiler, sobre todo los que se revelan en el frenético tercer acto, pero créanme cuando digo que la tensión confeccionada en pantalla es brillante y sólo se ve superada por las excepcionales actuaciones de Winstead, Gallagher Jr. y Goodman. La triada protagónica de la cinta resplandece fulgurosamente, con una mención especial para el siempre genial John Goodman, un actor que debería tener toneladas de premios y que con esta actuación muestra un rango enorme, con un alcance y profundidad dignas de atraer la atención de la Academia. Actuaciones como ésta suelen tener mucho amor por parte de la crítica y de los galardones en la temporada de premios, y pocas veces se ven en blockbusters, menos en grandes producciones destinadas a un sector muy focalizado, con hambre de algo diferente a lo que se maquila por montones en Hollywood. Precisamente eso es Avenida Cloverfield 10, un filme de ciencia ficción oscuro, inteligente, macabro y metafóricamente poderoso, con más de una crítica no solamente a nuestro estado actual como civilización, sino a lo que somos como especie, porque no hay animal más cruel y sádico que el ser humano, no hay peor monstruo que el que siempre tenemos enfrente, ése que vemos día a día y que es idéntico a nosotros.

10 Cloverfield Lane (Paramount)

Estados Unidos, 2016

Director: Dan Trachtenberg

Elenco: Mary Elizabeth Winstead, John Goodman y John Gallagher Jr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *