Reseña – Star Wars: El Despertar de la Fuerza

star-wars-force-awakens-official-poster

Por: Eduardo Zaragoza

Una magia que nos llama a todos por igual. Sólo hay que dejarla entrar  4.5/5

En este mundo hay películas, sagas, franquicias y aparte, muy aparte existe Star Wars. Hace unos años Disney compró por 4 mil millones de dólares a Lucasfilm y anunciaron que habría una nueva trilogía de La Guerra de las Galaxias, y desde entonces ha habido una emoción generalizada pocas veces vista en la historia, quizá nunca antes vista. Y con tanta emoción viene mucha angustia por esperar y esperar, pero después de mucho tiempo la espera ha llegado a su fin.

Tras la caída del Imperio Galáctico ha surgido, de entre sus cenizas, La Primera Orden, una organización tan nazi que debería llamarse El Tercer Reich, aunque La Primera Orden suena igualito pero mucho mejor. El Supremo Líder Snoke (Andy Serkis por medios digitales) es su caudillo, con todo y un aprendiz llamado Kylo Ren (Adam Driver) y un General Hux (Domhnall Gleeson), líder militar muy loco y con nulo sentido del humor. Para hacerles frente está La Resistencia, una Alianza Rebelde 2.0 comandada por la General Leia Organa (Carrie Fisher).

Todos buscan a una leyenda llamada Luke Skywalker (Mark Hamill), y esa búsqueda hará que la vida de la recolectora de chatarra llamada Rey (Daisy Ridley), el soldado de La Primera Orden Finn (John Boyega), Poe Dameron (Oscar Isaac), piloto estrella de La Resistencia y el droide BB-8 se entrelacen para cambiar sus destinos, y el de la galaxia, para siempre.

En la ficción, como en la realidad, siempre hay un acontecimiento minúsculo, tal vez imperceptible que llega en el momento preciso para dar vuelta a todo, de manera irreversible. En El Despertar de la Fuerza podemos ver a un grupo de personas con una vida ya establecida, con un realidad definida, pero que por varias razones ellos no pueden ni deben aceptar. El destino no está escrito, no se impone, se busca, se persigue, se consigue. Y es por eso que esta película es tan grande, tan poderosa.

El director J.J. Abrams es un fan a ultranza de Star Wars y lo que ha hecho, básicamente, es crear una película para todos los fans, y los no fans, con el corazón en la mano. Junto con Abrams el guión corre a cargo de Lawrence Kasdan (guionista de El Imperio Contraataca y de El Regreso del Jedi), y el resultado es profundamente satisfactorio. El guión pareciera sencillo, simple, pero no lo es; de alguna manera están contando la misma historia con la que George Lucas sorprendiera al mundo en 1977 y a la vez no. Simplemente el universo de Star Wars es la clásica lucha entre el bien y el mal que se repite cíclicamente; el camino del héroe debe ser andado una y otra vez para que haya un equilibrio, porque el mal siempre acechará en las sombras y la luz debe alzarse para enfrentarlo y derrotarlo.

La movida maestra de Abrams es hacer una película a la vieja usanza pero con trucos de última generación. El hombre sabe lo que el público quiere y no duda en entregarlo, pero sin pasarse de la raya, siempre dejando con hambre de más. Eso es tener clase.

La elección del elenco es magistral (una de las cartas fuertes de Abrams a lo largo de su carrera), siendo héroes y villanos una bomba en pantalla. Adam Driver es un desconcertante Kylo Ren, Oscar Isaac brilla silenciosamente y John Boyega no podría ser un mejor Stormtrooper desertor, aunque lo mejor viene de parte de Daisy Ridley. Rey es una heroína fuerte, decidida y capaz, pero también es un personaje con miedos, con dudas y sus demonios internos no la dejan en paz, pero dentro de ella hay algo muy especial. Ridley es dinamita pura y gracias a esta película podríamos ver a una futura gran luminaria de la industria.

Pero no mentiré, lo más hermoso de una cinta tan gigantesca y vertiginosa son los momentos más pequeños e íntimos, como volver a ver a aquellos personajes que ya son parte del imaginario colectivo de la cultura popular, en especial a Harrison Ford, quien siempre será el maravilloso Han Solo. Ver al legendario Solo en pantalla es toda una gloria que no se compara con nada más. Tal vez sólo el adorable BB-8 puede robar tanta atención como Ford en la película.

El reto de The Force Awakens era volver a posicionar a Star Wars como la historia más grande del celuloide y el objetivo fue cumplido. Las palmas las merece J.J. Abrams por entender lo que es La Guerra de las Galaxias y como debía ser contada hoy en día, no sólo para aquellos que idolatran la saga, sino para el público en general. Su visión de Star Wars es sencilla, llena de personajes verosímiles y ordinarios que pueden lograr cosas extraordinarias, reviviendo la magia que hiciera a Lucas rey de la cultura popular y una leyenda absoluta en este planeta. Abrams lo ha logrado, nos ha dado lo que merecíamos y necesitábamos; su Despertar de la Fuerza es un éxito incuestionable que puede llegar tan lejos como pueda ser posible. Filmes como este crean mitos, los inspiran y los encumbran; filmes como este tienen algo mágico, algo que no se puede medir, cuantificar ni explicar con palabras. No me explico cómo ni por qué, pero al terminar de ver The Force Awakens sentí algo inusual, algo que no sentía desde hace mucho tiempo, algo que tuve que procesar durante horas en mi mente y que no podía alejar de mi pensamiento; la única interpretación que puedo dar es que, como con La Fuerza, hay magia que llega de vez en cuando, que fluye libremente. El séptimo episodio de Star Wars tiene esa magia, una que nos llama a todos por igual, sólo hay que dejarla entrar.

Star Wars: The Force Awakens (Lucasfilm)

Estados Unidos, 2015

Director: J.J. Abrams

Elenco: Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac, Adam Driver, Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill.

One thought on “Reseña – Star Wars: El Despertar de la Fuerza”

  1. De todas las críticas que he leído me quedo con la tuya es emotiva sin alabar y comentas los errores pero sin destruir, además está muy padre como categorizas al inicio. No es nuevo decir que la saga de Star Wars es de lo mejor en la historia del cine, se agradece que las personas involucradas hicieran posible una nueva entrega. Por cierto, la van a pasar por HBO les comparto los días y horarios (http://hbomax.tv/movie/TTL607247 ) las películas de Star Wars son tan buenas que nunca nos cansamos de verlas una y otra vez. Que tengan buen día y que la fuerza los acompañe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *