Especial de Muse en México: “Lo que más espero de los conciertos”

Muse 3 members

Por: Eduardo Zaragoza

Falta muy poco para poder disfrutar del trío británico en vivo y en directo. Además del puro placer de estar ahí, hay ciertos puntos muy específicos que queremos presenciar en el Palacio de los Deportes y el Festival Corona Capital, y aquí se los presentamos.

Escuchar los clásicos.

Cuando vas a un recital esperas que aquellas canciones que se han vuelto clásicos empiecen a sonar para que la emoción se desborde. New Born, Plug In Baby, Time Is Running Out, Knights of Cydonia, Citizen Erased, entre otras, son parte del repertorio que todo fan estará aguardando con ansias.

Escuchar rarezas.

En 2013, también en el Palacio de los Deportes pudimos escuchar Agitated y Hyper Music. Uno siempre piensa cuándo podría tocar el turno de Fury, o Dead Star. Imaginen Assassin o Showbiz en vivo. En esa lista también podrían estar Uno, Megalomania, Space Dementia, entre otras.

El nuevo escenario.

Nos han prometido que será una experiencia totalmente nueva. La agrupación se encontrará en el centro del recinto con un proscenio circular que permitirá una apreciación de 360º del espectáculo. Eso suena genial.

Los nuevos temas.

El Drones World Tour es precisamente la promoción de Drones, la séptima placa de estudio de Muse, por lo tanto podremos oír Psycho, Reapers, Mercy, The Handler y Dead Inside. Y quizá Revolt, Defector y The Globalist. Quizá.

¿Drones volando?

Ha habido mucha especulación acerca de si habrá drones sobrevolando al público y/o a la banda durante el show. Sería sumamente espectacular y hasta de ciencia ficción, pero la seguridad está primero y sabremos si es posible hasta el próximo día 17.

La sensación de un Muse moderno y de antaño.

Drones es el primer acercamiento de la banda a sus raíces básicas tras lo trabajado en Black Holes and Revelations, The Resistance y The 2nd Law, y eso recuerda mucho a los viejos tiempos, sobre todo de Absolution, una era que tenía muchas reminiscencias de Origin of Symmetry y claro, también de Showbiz. Da mucha emoción poder ver a los británicos enfocándose en la guitarra, bajo y batería esencialmente. Las presentaciones del Psycho UK Tour en marzo de este año son el mejor ejemplo.

Matthew Bellamy destruyendo guitarras.

No es que sea fan de ver una guitarra hecha pedazos, pero es una de las marcas registradas de Bellamy. Verlo enloquecer no tiene precio.

Poder observar a Muse en vivo.

Suena obvio, pero una cosa es escuchar a la banda en directo y otra verlos hacerlo. Siempre es un placer observar a un virtuoso hacer lo que mejor sabe con su instrumento musical, y es mucho mejor si son tres, como en este caso.

¿Faltó algo? ¿Qué es lo que más esperan de Muse en vivo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *