Reseña: Ant-Man: El Hombre Hormiga

Ant-Man Poster 2

Por: Eduardo Zaragoza

Un héroe único en su clase  4/5

¿Qué es más genial que ser un superhéroe? Ser un superhéroe tan pequeño que ni siquiera puedes ver, pero tan fuerte como una hormiga. Eso es justamente Ant-Man.

En la nueva entrega de Marvel Studios nos encontramos con el maestro del atraco Scott Lang (Paul Rudd), un hombre que acaba de salir de San Quentin por sus actividades criminales; Lang tiene una hija llamada Cassie (Abby Ryder Fortson) a la que ama con todo su corazón, y la niña igual, de hecho lo ve como un gran héroe y él quiere serlo en verdad. Y a veces el destino te extiende la mano, solamente hay que tomarla.

El doctor Hank Pym (Michael Douglas) ha desarrollado una fórmula química revolucionaria llamada Partícula Pym que permite que la estructura molecular de la materia orgánica se modifique dramáticamente al grado que una persona puede llegar a ser del tamaño de una hormiga; así es como surge Ant-Man. Y Pym necesita de los talentos de Lang para robar el escalofriante prototipo de traje Yellowjacket, diseñado por el alguna vez protegido de Pym, Darren Cross (Corey Stoll), un genio ridículamente loco que se pasa sus tardes matando gente, haciendo tratos con la peor escoria y maquilando planes para conquistar al mundo. Igualito que Cerebro pero sin el carisma del ratón.

Olvidaba decir que Pym tiene una hija que lo odia con odio jarocho llamada Hope Van Dyne (Evangeline Lilly). La mujer es fría como el viento y peligrosa como el mar, aunque tiene buen corazón y será clave para que Lang y Pym tengan éxito en su misión.

Tras la partida de Edgar Wright del proyecto todo se tornó muy oscuro, pero afortunadamente el director Peyton Reed lleva a buen puerto un barco con mucha diversión, un desarrollo ágil y efectos visuales de primer nivel. Las secuencias en las que Lang se vuelve miniatura son sumamente emocionantes, con mucha adrenalina. Además es justo reconocer a Paul Rudd, un actor que es un comediante natural pero que puede cubrir un enorme rango actoral y que llena toda la pantalla todo el tiempo con carisma y talento. Lo de Michael Douglas no sorprende porque es una estrella indiscutible que se llama Michael y se apellida Douglas. No hay más que decir.

El gran pero de la cinta es el villano. A Corey Stoll le perjudica muchísimo un paupérrimo desarrollo de su personaje en un guión que fuera de eso está bien logrado, sobre todo por el trabajo de Wright en su estancia en el proyecto. Pero pobre Yellowjacket, es uno más de los muy decepcionantes villanos del risible y lamentable catálogo de Marvel. Ya hasta se volvió una triste costumbre.

Al final Ant-Man es una película bien lograda, divertida y muy satisfactoria. Además de salvar al mundo, el pequeñín es un héroe que la da frescura y nueva genialidad al género. ¡En su cara Vengadores!

Ant-Man (Marvel)

Estados Unidos, 2015

Director: Peyton Reed

Elenco: Paul Rudd, Michael Douglas, Evangeline Lilly, Corey Stoll y Michael Peña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *